Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

BROWNIES DE CHOCOLATE, TRIGO SARRACENO Y FRAMBUESAS

recetas con aceite de oliva

Convierte esta receta en una parte esencial de tu colección. Es el mejor, el más ligero y el más fácil de los brownies que harás. Esta receta ya te pertenece... Tiene unos magníficos bordes crujientes pero ligeramente cremosos con un centro esponjoso y lleno de frambuesas frescas y trozos de chocolate. Esta receta de brownies nunca te fallará... ¿Te hemos dicho ya que también están cubiertos con copos de almendras y son muy adictivos?

La mejor parte de esta receta es que cuando se sacan los brownies del horno siguen siendo tiernos y suaves en la parte superior y súper pegajosos en el centro. Prácticamente se deshacen en tu boca, dejando manchas de chocolate en la punta de tus dedos mientras te los comes por encima del fregadero - ¡no te preocupes, no lo contaremos!

Ingredientes (para 12 bownies)

  • 60 ml de Aceite de Pipas de Calabaza Azada
  • 55 gramos de margarina
  • 2 huevos grandes
  • 75 gramos de azúcar en polvo
  • 65 gramos de harina de trigo sarraceno
  • ¼ cucharadita de levadura en polvo
  • Una pizca de sal marina
  • 40 gramos de cacao en polvo
  • 70 gramos de chocolate negro, en trocitos •Almendras en copos
  • Frambuesas frescas

Preparación

Engrasar abundantemente un molde estándar de 12 huecos y forrar las bases con papel vegetal.

Precalentar el horno a 160°C/320°F/gas marca 3. Batir los huevos, el Aceite de Pipas de Calabaza Azada, la margarina y el azúcar en un recipiente grande.

Agregar los ingredientes secos y batir para mezclar. Dividir la masa entre los huecos (un poco menos de la mitad) y cubrir cada una con trozos de chocolate, almendras y frambuesas.

Hornear durante unos 20 minutos o hasta que el centro esté un poco blando.

Dejar enfriar antes de sacarlo del molde. Servir con té o café si lo deseas.

Fuente: Receta e imágenes extraídas de la página Web: www.azada.es